Compresores de Aire

Compra al mejor precio Compresores de Aire, para tu hogar, para tu automóvil y también para uso dental. Además, encontraras accesorios para compresores como conectores, mangueras, pistolas para pintar, pistola infladora de neumáticos, etc. Con el respaldo de las mejores marcas del mercado como Indura, Schulz, Hyundai, Einhell, Krafter, Power Pro y muchas más. 

¿Qué es un Compresor de Aire?

Los compresores de aire son aparatos que recogen el aire del exterior, lo comprimen y lo almacenan en su interior a través de un aumento de presión, para posteriormente traspasarlo a una herramienta neumática mediante un tubo o manguera. Se utilizan para inflar ruedas, pintar y otras tareas que necesiten fuerza. 

El aire a presión no sale sin control gracias a que los compresores poseen un manómetro que nos permite tener un mayor dominio de la presión.

La capacidad que tenga el compresor se mide por el caudal de aire, la potencia y el volumen del depósito.

¿Para qué sirve un compresor de aire?

Los compresores de aire pueden tener usos domésticos como industriales. Los primeros, que engloban pequeñas reparaciones o tareas de bricolaje, pueden ir desde el inflado de las ruedas de un auto o una bicicleta hasta el barnizado de un mueble. Además, otros trabajos, como pintar o limpiar, también pueden beneficiarse de las ventajas que ofrecen estas máquinas de aire a presión.

Tipos de Compresores de Aire 

1. Compresores de aire para autos

Son de uso doméstico, sirven para inflar neumáticos de vehículos, pelotas, ruedas de bicicletas, colchones inflables, entre otros. Este tipo de compresor es pequeño y portátil, siendo idóneos para aplicaciones que necesitan baja presión y con un uso esporádico.

Los niveles de presión varían entre los 100 a 300 PSI,  dependiendo del tipo de compresor.

2. Compresores de aire hasta 2HP 

Los compresores de aire de hasta 2HP, disponen de una potencia reducida, por lo que son adecuados para trabajos domésticos como pintar, barnizar, limpiar, sopletear, inflar pelotas, etc.  Sus usos varían de acuerdo con las capacidades de estanque, caudal, presión de trabajo y velocidad.

A diferencia de los compresores para automóviles, varían según capacidad de estanque, presión, flujo de entrada y salida. Utilizan una conexión eléctrica de 220 voltios, pueden ser compresores sin estanque o con estanques de hasta 50 litros, potencia hasta 1.200 watts, con un caudal promedio 150 l/min.

3. Compresores de aire de 3HP y 4HP 

Son la mejor opción si lo que buscamos es un punto intermedio, es decir, una herramienta que nos sirva tanto para trabajos domésticos como profesionales. Poseen un peso superior, por lo que se debe comprar compresores que incorporen ruedas para facilitar su traslado. 

4. Compresores de Aires Industriales 

Son utilizados para tareas profesionales en las que se requiere de una mayor fuerza. Su potencia es desde 1.500 a 4.500 watts y puede llegar  hasta los 20 HP, con un caudal promedio desde 200 l/min. 

Los estanques de estos compresores van desde los 100 a 350 litros. Trabajan a 220 o 380 V y están diseñados para labores de alta demanda. Permiten desempeños de presión y flujos superiores. 

¿Cómo elegir un compresor? 

Para elegir un compresor debes evaluar su capacidad de trabajo que está determinado por la potencia, el volumen del depósito, la presión y el caudal. 

  • Potencia: La capacidad de trabajo o energía que tiene el compresor y se mide en HP. La energía varía entre una potencia de 1,5 HP y 5 HP. Para uso doméstico en las tareas más frecuentes, con un máximo de 2,5 HP es suficiente.
  • Presión: Esta es la presión a la que puede trabajar el compresor (PSI/BAR), es decir es la fuerza que ejerce el aire comprimido sobre una determinada superficie, en el caso del compresor por el conducto de expulsión.  Las presiones máximas con las que suelen funcionar los compresores domésticos son 8 bares, aunque para la mayoría de las tareas, bastará con 3 o 4 bares.
  • Caudal: Es la cantidad de litros de aire por minuto que puede expulsar el compresor, se mide en CFM (Cubic Feet Minute) o l/min (litros por minuto). Lo más frecuente es que sea 100 litros por cada HP.
  • Estanque: Es el depósito donde se almacena el aire comprimido. La capacidad del estanque se mide en litros, aumentando la capacidad según aumenta la potencia del compresor. 
  • Cuando el estanque está lleno, el motor deja de funcionar y se utiliza el aire acumulado, pero cuando baje la cantidad, el motor volverá a trabajar para absorber y comprimir más aire. 
  • Peso: Considera el peso del compresor, ya que aunque algunos modelos vienen con ruedas, sobre todo los más grandes, deberás trasladarlo para trabajar con él. 

Todo esto nos sirve para entender cómo elegir un compresor de aire, debo tener en cuenta que los CFM dependen de los PSI del compresor. Por otro lado, entre mayor es la potencia del compresor, más aire puede suministrar el equipo. Generalmente hay un estándar, es decir, la mayoría de las herramientas trabajan a 90 PSI, algunas a 100 PSI y otras a 120 PSI.

Accesorios o kit para compresores

Son imprescindibles para el uso cotidiano del compresor, ya que gracias a ellos el compresor de aire se podrá adaptar a diferentes propósitos:

  • Pistola pintar
  • Manguera espiral 
  • Pistola sopletear
  • Válvula inflado
  • Pistola pulverizadora
  • Manguera de aire
  • Aerógrafo
  • Herramientas neumáticas

Mostrando 1 - 12 de 244 item(s)